domingo, 18 de enero de 2009

El juego más aburrido del mundo


Desert Bus es la respuesta a los que culpan a los videjuegos violentos de la desintegración familiar y la violencia callejera. Se trata del juego menos violento del mundo. Tienes que conducir un autobús de Tucson a Las Vegas a una velocidad máxima de 45 millas por hora. Eso significa 8 horas de camino totalmente recto a través del mismo paisaje desértico y monótono.


El autobús se carga ligeramente a la derecha, obligando al jugador a rectificar constantemente para evitar que el autobús salga del camino. Si lo hace, el jugador tiene que volver a empezar la ruta desde Tucson. Y si al cabo de poco más de 8 horas logra llegar a Las Vegas, el premio es... un punto. Si quieres más puntos, tienes unos segundos para aceptar hacer el viaje de regreso. Si no, el juego termina. En pocas palabras, el jueguito está de hueva. Sólo a Penn & Teller se les podía ocurrir algo así, aunque Penn le echa la culpa de este juego a Eddie Gorodetsky, uno de los productores de 2 and a half men. Si trabajan en una oficina gubernamental o simplemente quieren probar cuánto tiempo tardan en quedarse dormidos al volante, tal vez les interese probarlo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

yo he jugado ese juego y no saben como me diverti hasta que comenze a jugar :D